Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Qué me pongo hoy
"Pido perdón"
A todos los españoles si alguna vez durante este tiempo hice una predicción meteorológica y les falle. Si se disculpa el...
  Háganos su página de inicio   |   Añadir a favoritos Editor: Gregorio Fernández del Amo  
 
en
en
Año 8 - Nº Ediciones 2234. Jueves, 30 de octubre de 2014
La salud de Chávez da lugar a demasiadas preguntas sin respuesta
Actualizado 9 enero 2013  
   Imprimir  |   Enviar  |  
extraconfidencial.com

Las denominadas democracias populares del Caribe tienen problemas de diverso tipo. Pero quizá el primero, o al menos el que los ciudadanos advierten más pronto, sea la falta de transparencia informativa. Los que en sus orígenes se forjaron como regímenes para la gente han demostrado que si algo les preocupa bien poco es que quienes viven bajo su mando conozcan la realidad de las cosas que pasan, por muy decisivas que sean las circunstancias que se cuecen en los diferentes escenarios de toma de decisión.

En Cuba, por ejemplo, es imposible saber si Fidel Castro es dueño de sus actos o si, por el contrario, un par de fotografías en chándal del líder de la revolución son capaces de sofocar la curiosidad de un pueblo que se pregunta en voz queda cómo está de verdad el comandante. Así que debe ser una costumbre arraigada en la isla, dado que ahora de lo que no se tiene ninguna noticia contrastada es del estado de salud de Hugo Chávez, atendido en una exclusiva clínica cubana reservada a las élites o a la nomenclatura de las naciones amigas o abastecedoras, como es el caso de Venezuela. Y ese secretismo que genera especulaciones e hipótesis en ocasiones sin fundamento alguno, y que se convierten casi en leyendas urbanas, es el que aboca a los venezolanos de a pie a preguntarse si Chávez vivirá para contarlo, si estará en condiciones de asumir mañana el nuevo mandato o si, por culpa de una salud muy deteriorada, serán otros los que agarren las riendas de la revolución bolivariana.

Maduro frente a Cabello

Todo apunta a que Nicolás Maduro se hará cargo del timón del país, después de ser nombrado por Hugo Chávez continuador de su legado antes del último viaje del comandante a Cuba. Hay quien sostiene incluso que Maduro ha sido el elegido porque en La Habana Raúl Castro le tiene en buena consideración. Lo cierto es que ya se sienten los efectos del huracán institucional en Venezuela puesto que a la figura de Maduro se añade la de Diosdado Cabello, el presidente del Parlamento, un poder en la sombra que puede presumir de ser compañero de viaje de Chávez desde su intento de cuartelazo frustrado para derrocar a Carlos Andrés Pérez en 1992. Cabello limita su poder al territorio venezolano, sin conexiones exteriores, aunque con una gran preeminencia entre la oligarquía que ha surgido al albur del régimen, es decir, los empresarios “pata negra” del sistema. Y ese es precisamente uno de los principales problemas que afronta el chavismo. Una economía insostenible que navega sobre datos ilusorios como el empleo, del que se conocen sólo las cifras del sector público. El déficit del país también es galopante y, por sorprendente que parezca, el hecho de que Venezuela disponga de una enorme bolsa de petróleo no se traduce en un equilibrio de la balanza de pagos. Suman ya demasiados años de importaciones porque, en el mercado exterior, o bien se ha regalado el crudo a países amigos, -los mismos que en agradecimiento atienden ahora a Chávez en ese exclusivo hospital cubano-, o bien los chinos supieron en su momento comprar el petróleo de la república bolivariana a precio de ganga. Se trata, por tanto, de una economía de parámetros artificiales que ha dejado bien claro que la posesión de recursos energéticos no garantiza un futuro a largo plazo de prosperidad. Además, los países prósperos suelen exhibir indicadores de una razonable seguridad ciudadana y, lejos de ello, Venezuela ha alcanzado en los últimos años unas cifras criminales verdaderamente alarmantes.

Ha llegado, pues, el momento de hacer balance y poner negro sobre blanco las teóricas bondades de un modo caudillista de entender la política, muchas veces basado en la ocurrencia, pero exento de un patrón económico que permitiese avanzar en unos logros que, por más que sean jaleados en los medios oficiales, en forma de regalos de electrodomésticos, por ejemplo, no crean estructuras estables.

Mientras la corte del Palacio de Miraflores busca soluciones al incierto futuro del movimiento bolivariano, los venezolanos se ahogan en un mar de preguntas. Quién les gobernará y, sobre todo, qué será de ellos más allá de mañana jueves.

Ángel Gonzalo, Redactor Jefe Internacional de Onda Cero.

¿Te ha gustado este artículo? Coméntaselo a tus amigos y conocidos:
en twitter
 Otros artículos de Los Puntos Cardinales
Lobos solitarios bajo la media luna
Los jueces chinos se columpian en la balanza
México, a un paso del infierno
Brasil: se acabó la samba y se encendió la calculadora
Jinping, entre la democracia y el secesionismo
El vestíbulo del Elíseo está en el juzgado
Referéndum de Escocia: jaque a Cameron, jaque a la reina
La guerra de Obama y la yihad digital
Cardiff, la OTAN y la nueva diplomacia
Alto el fuego
Maniatados por la influencia del Kremlin
Rusia y China marcan en la prórroga
Huracán capitalista en el Caribe
Gavrilo y Francisco Fernando reabren las heridas balcánicas
La socialdemocracia europea le hace el trabajo a Merkel
Irak: carambola a tres bandas y fracaso histórico
Normandía salva al soldado Hollande
Siria, urnas y bombas
El estadista Bergoglio frente a la ostentación
¿Quién manda en Libia?

Otros artículos de Los Puntos Cardinales
Lobos solitarios bajo la media luna
Los jueces chinos se columpian en la balanza
México, a un paso del infierno
Brasil: se acabó la samba y se encendió la calculadora
Jinping, entre la democracia y el secesionismo
El vestíbulo del Elíseo está en el juzgado
Referéndum de Escocia: jaque a Cameron, jaque a la reina
La guerra de Obama y la yihad digital
Cardiff, la OTAN y la nueva diplomacia
Alto el fuego
LO MÁS LEÍDO | Ver
1 El reparto del dinero de la Fórmula 1 condena a muerte a los equipos pequeños: dos pueden desaparecer en breve
2 La vida sosegada de don Juan Carlos I en la que ya no hay sitio para Corinna zu Sayn-Wittgenstein-Sayn
3 El abogado Emilio Rodríguez Menéndez se reconvierte en el nuevo Manos Limpias
4 El expolio de Cajamadrid: el juez Andreu busca grandes entregas de dinero a directivos y familiares, partidos, empresarios y sindicatos
5 Alberto Ruiz Gallardón cerró su etapa como alcalde de Madrid aumentando el desequilibrio financiero en 250 millones de euros en un solo año
Cinco últimas ediciones Miércoles 29/10/2014  |  Martes 28/10/2014  |  Lunes 27/10/2014  |  Viernes 24/10/2014  |  Jueves 23/10/2014  |  

http://www.extraconfidencial.com | Aviso Legal | Política de Privacidad | Política de Cookies | Quiénes somos | Contactar |  RSS |
Offpress S.L.U. Todos los derechos reservados © Prohibida la reproducción total o parcial. Esta información es para el uso exclusivo de los lectores de extraconfidencial.com.
No está autorizada su difusión, ni citando la fuente, salvo autorización expresa. © Copyright Offpress S.L.U.